Imprimir

EL PROCESO

El nuestro es un aceite extraordinariamente saludable como pocos, pleno de propiedades naturales, aromas y matices cuyo carácter tiene su origen en los procesos que aplicamos en nuestro olivar y en nuestra almazara, certificados ambos como ecológicos por la Administración competente que mostramos en imágenes. 

En los procesos de obtención aplicamos el principio de intervención mínima, que consiste en respetar y entregar el producto tal como la naturaleza nos lo entrega.

En el olivar: no usamos productos químicos de síntesis ni para el suelo ni para el arbolado. Como nutrientes usamos productos orgánicos y minerales. Combatimos las plagas con el uso masivo de trampas con atrayentes sexuales y con la suelta de enemigos de las plagas y profusión de biodiversidad vegetal y animal que genera un microclima más sano y fortaleza del arbolado.

En la almazara: para la obtención del un aceite de calidad lo primero aceitunas de calidad. La recolección es temprana, aceitunas en envero, cuando mayor es la calidad de la aceituna, molturamos en 24 horas desde la recolección y en frío y decantación natural para respetar el principio de mínima intervención.

 El resultado: Por su origen es un aceite de oliva ecológico acreditado por la Administración. Es virgen extra acreditado por las pruebas físico químicas y por las pruebas organolépticas que así lo determinan los documentos que mostramos.

El perfil: Aceite equilibrado, frutado, amargo ligero, picante ligero y equilibrado. Mediana de defectos 0,00, Mediana de frutado 4,0, Mediana de amargo 2,2, mediana de picante 3,0.

La variedad: Picual, del que se obtiene el aceite más estable por su alto contenido en ácido oleico que garantiza la mayor resistencia al enranciamiento.

 

 

 

Nuestra actividad consiste en obtener un producto extraordinario, y nada común, que ofrecemos a nuestros clientes. Para ello no apostamos por cantidad ni por precio, sino por calidad.

Nos dirigimos a consumidores que tengan como prioridad consumir productos sanos y saludables en los que se haya intervenido lo mínimo, y que antepongan como prioridad la salud.

Nuestro aceite se elabora con aceitunas de nuestro olivar ecológico exclusivamente. En el cuidado del mismo no se emplea productos químicos de síntesis, por lo cual ni el suelo ni el arbolado ni el fruto contiene restos de esta naturaleza. Los productos empleados, tanto para fertilizar como para la salud vegetal, son de origen mineral y orgánico.

Recolectamos temprano, entre octubre y noviembre, cuando la aceituna tiene más propiedades saludables. No recogemos aceitunas del suelo, sólo de vuelo, es decir que cuelguen del árbol.

En la almazara se aplica el principio de intervención mínima, que consiste en molturar en 24 horas desde la recolección, batir sin superar los 27º de temperatura, prensar (que no centrifugar), separar el aceite del agua vegetal y, en 6 horas máximo, a los depósitos definitivos de acero para el decantado largo; sin más artificios.

La calidad de nuestro aceite está controlada por el Consejo de Agricultura Ecológica de la Región de Murcia, tanto en el olivar como en la almazara. En cuanto a su categoría Virgen Extra, viene determina por el resultado de la prueba organoléptica que nos realiza el Panel de Carta y el resultado del correspondiente Boletín de Análisis Físico-químico, ambos realizado por el Laboratorio Agroalimentario Oficial de Granada, documentos que se muestran en imágenes de nuestro producto.